LAS INVERSIONES QUE REALIZA LA CAJA CUIDAN EL DINERO DE TODOS LOS AFILIADOS

 

El trabajo que realiza nuestra Caja para resguardar los aportes de sus afiliados exige una gran responsabilidad, pero además un conocimiento técnico que permita generar un rendimiento a futuro. Dejar “la plata bajo el colchón” no es una alternativa para este tipo de instituciones en las que se debe administrar el futuro de sus afiliados y procurar obtener el mayor rédito posible con una administración responsable y diversificada.

 

Nuestro asesor financiero, el Sr. Mariano Formica cuenta con una amplia trayectoria en el asesoramiento a Cajas de Seguridad Social y nos acompaña desde el año 2010, brindando su conocimiento en la administración de fondos para este tipo de Instituciones.

 

El primer paso, fue definir el estado de situación de La Caja y sus necesidades, y a partir de allí, pudimos definir nuestra estrategia de inversiones. Conociendo en qué activos podía invertir la Institución de acuerdo a la Ley, nos pusimos a trabajar en el armado de un portafolio seguro, rentable y sólido.

 

En el primer año, las inversiones de La Caja fueron conservadoras y tradicionales, los plazos fijos colocados en períodos cortos ocupaban gran parte de la cartera. Con el paso del tiempo, pudimos ir perfeccionando esta condición y avanzar en un portafolio mucho más sofisticado, incorporando nuevas alternativas, las cuales nos permitieron incrementar el horizonte de nuestras inversiones y obtener mejores rendimientos acordes a una institución previsional.

 

Es así, que hoy 6 años, a la luz de los resultados obtenidos, podemos decir que la Caja cuenta con un portafolio de inversiones mucho más dinámico, cuyas inversiones se pueden pensar a más de 25 años. En ellas se incluyen, Títulos Públicos Nacionales, Provinciales en dólares y en pesos, como así también Obligaciones Negociables cuyo riesgo de crédito es bastante acotado. También se han incorporado Letras del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y del Tesoro Nacional, lo cual nos permite obtener la estabilidad y los rendimientos adecuados para el normal funcionamiento de La Caja.

 

Claramente entendemos que cuánto más sólida es la estructura financiera de la institución, mejores prestaciones y beneficios podremos brindar a los afiliados durante toda su vida profesional activa y pasiva.

 

Todos los beneficios que otorga La Caja y su estructura de funcionamiento están cimentadas en un responsable cálculo actuarial que nos permite proyectarnos en el tiempo y garantizar la cobertura previsional para nuestros afiliados actuales y futuros, pero también en una estrategia financiera que nos permita obtener un rendimiento de los fondos disponibles para acrecentar así el patrimonio de todos los colegas de la Provincia.