LA IMPORTANCIA DE MANTENER LA REGULARIDAD EN EL PAGO DE APORTES

 

Nuestra Caja de Seguridad Social se basa en un sistema solidario que nos compromete a todos los kinesiólogos a actuar con responsabilidad para cuidarlo y mantenerlo.
Es responsabilidad del Directorio y las autoridades mantener la regularidad de los aportes de los afiliados. Debemos hacer hincapié en este punto ya que la intención del Directorio no es perseguir deudores, sino que los colegas estén dentro del sistema solidario para ser beneficiarios de las prestaciones.


En relación a los afiliados que poseen deuda en sus aportes previsionales, hasta que ésta llega a incrementarse de manera considerable transcurre un lapso de tiempo.
La Caja cuenta un sector abocado a la detección de moras en los pagos. El objetivo de crear este sector fue precisamente evitar que el colega incremente su deuda.
La mora temprana se produce cuando un afiliado presenta tres períodos impagos. A partir de allí se inicia un contacto personal -a través de mail o llamado telefónico- notificando al colega su situación para lo cual es indispensable mantener los datos de contacto actualizados.
Transcurrido un tiempo prudencial y no habiendo respuesta por parte del afiliado, se le envía nuevamente una notificación de su deuda y se lo invita a contactarse con el sector de convenios a fin de conocer los planes de pago disponibles (hasta 60 cuotas actualmente) para ponerse al día.
Posteriormente, en caso de no regularizar la situación, se remite Carta Documento haciendo saber el estado de su deuda y dando plazo antes de iniciar acciones legales.
El último paso entonces, es el inicio de las acciones legales pertinentes. Pesa sobre las deudas la prescripción dispuesta en las normativas vigentes, por lo que si la Caja no llega en tiempo y forma a iniciar las acciones judiciales, las deudas prescriben siendo ello responsabilidad del Directorio.
Cabe aclarar, que el Consejo Ejecutivo ha recibido personalmente a colegas con deuda de aportes que así lo solicitaron, para atender su situación particular. Asimismo, dentro de lo que permite la Ley y los Reglamentos, se ha puesto a consideración del Directorio para su resolución casos especiales, como colegas en situación de enfermedad grave, colegas damnificados por las inundaciones, entre otros.