"NO HAY MORA EN LOS PAGOS DE LOS PRÉSTAMOS Y LA DEMANDA ES ALTA"

 

La Caja dispone de una serie de atractivos préstamos para los afiliados, con tasas de interés que se encuentran por debajo de las que ofrece cualquier banco.

Quien quiera acceder a un crédito bancario en la actualidad, y en nuestro país, debería afrontar tasas de interés de más de un 40%. Sin embargo, los Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires, con no menos de un año de antigüedad y que estén al día con sus obligaciones en La Caja, tienen la oportunidad de acceder a alguno de los siguientes préstamos:

- Préstamos a Tasa Fija, por un monto máximo de $150.000, con un 28% y 30% de interés.
- Préstamos Personales a Tasa Variable: por un monto máximo de $ 150.000, con una tasa piso de 28%. 
- Préstamo Jóvenes Profesionales: para profesionales de hasta 35 años de edad, por un monto máximo de $75.000, con un 24% y 26% de interés.

Sobre este último tipo de préstamos, Mariano Formica, Asesor de Inversiones de La Caja, manifestó: “Al joven tenemos que darle algo para que empiece a generar su actividad. Que se pueda comprar un equipo o terminar de acondicionar su consultorio, por ejemplo. Nos gustaría prestar un monto más grande, pero también hay que entender la realidad de cada profesional”.

La diferencia de los préstamos que brinda La Caja con los que otorgan las entidades financieras se manifiesta, también, en la celeridad del otorgamiento, con gestiones mucho más ágiles para los afiliados. “Entendemos que el profesional no tiene mucha relación con el sistema financiero, entonces le damos una herramienta para que la tome”, señaló Mariano Formica.

Ahora, ¿Por qué La Caja “presta” dinero? Porque es una manera de dar respuesta a dos de sus objetivos fundamentales: brindar un servicio a los afiliados y mantener las inversiones del capital -que es el dinero de todos los afiliados-, ya que la tasa que se cobra en los préstamos es similar a la que La Caja podría obtener en otro tipo de inversión.

El sistema de préstamos de La Caja denota resultados exitosos. “No hay prácticamente mora en los pagos y la demanda es alta. Los afiliados solicitan préstamos y cumplen con los pagos estipulados. Creemos que este es el camino por el cual debemos continuar, y la respuesta de los profesionales así lo avala”, concluyó Formica.