EL APORTE, UN AHORRO PRESENTE PARA UN CONSUMO FUTURO

 

 

Una de las características del funcionamiento de las cajas y del sistema de jubilaciones y pensiones en general, es que los aportes que los afiliados realizan durante la etapa activa de trabajo deben ser suficientes para cubrir los beneficios comprometidos para la etapa pasiva (etapa en la que se hace difícil seguir trabajando). El responsable de monitorear en forma continua la sustentabilidad de una caja a lo largo del tiempo es el Actuario.

 

La Caja de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires cuenta con el asesoramiento de la Act. Dra. Cristina Meghinasso, quién nos acompaña desde octubre del 2009, fecha en la que comenzó a funcionar La Caja de Kinesiólogos. Ella es la encargada de verificar, año tras año, que los aportes realizados mantengan la relación de equivalencia que permita cumplir con las obligaciones que asume La Caja.

 

Para su trabajo, la Dra. Meghinasso aplica las fórmulas matemáticas que corresponden al campo de su conocimiento y que consideran el valor del dinero en el tiempo y la probabilidad de vida de las personas, para verificar que los aportes realizados por los afiliados sean suficientes y produzcan la rentabilidad esperada a lo largo del tiempo con el fin de permitir el cumplimiento de las obligaciones que adquiere la Institución con cada peso de aporte que recibe. Es por esto que no debe entenderse el aporte jubilatorio como un “impuesto” sino como un “ahorro presente” para el “consumo futuro”.

 

Como sabemos, la inflación deteriora el valor del dinero, por lo tanto otra de las obligaciones de La Caja, y que la asesora actuarial constata, es que el dinero de los aportes debe invertirse o, como ella mismo lo señala, debe “ponerse a trabajar” en el mercado financiero para que genere rentabilidad.

 

La rentabilidad que generan las inversiones depende de las oportunidades de inversión que ofrecen los mercados, y que se traduce en una tasa de interés que tiene varios componentes. Por lo tanto, no toda la renta debe entenderse como ganancia, ya que si bien una parte de la tasa deviene en Rentabilidad propiamente dicha (ganancias), una gran parte permite mantener el Poder Adquisitivo de la moneda, es decir, paliar la inflación. De hecho, este es el componente más importante de la tasa de interés.

Entendemos que el Asesoramiento Actuarial es un tema con el que seguramente pocos Kinesiólogos estén familiarizados. No obstante, realizamos este repaso por sus principales funciones, en forma sencilla, para que todos puedan conocer el tratamiento de sus aportes.

 

FORMACIÓN Y TRAYECTORIA DE LA DRA. MEGHINASSO

 

Es Egresada de la Facultad de Ciencias Económicas -U.B.A. como Licenciada en Administración en 1975, Contadora Pública en 1976, Actuaria en 1981 y Licenciada en Economía en 1993. Realizó una carrera de postgrado “Ingeniería de Sistemas” en la Facultad de Ingeniería - U.B.A. Duración dos años y medio. Egresada en 1984.

Es Docente en la Facultad de Ciencias Económicas  de la Universidad de Buenos Aires (UBA) desde octubre  de1980. Actualmente está a cargo, como profesora titular de cátedra, de:

-“Cálculo Financiero”

-“Teoría Actuarial de los Fondos y Planes de Jubilaciones, Pensiones y Salud”.

-“Bases Estadísticas y Actuariales para Prestaciones vinculadas con la Salud”.

-“Instituciones de la Previsión”

 

También fue docente de carreras de posgrado.

Desde 1975 hasta 2002 trabajó en relación de dependencia en 11 bancos de primera línea. Desde 2002 a la fecha asesora en forma continua a la Caja de Previsión y Seguro Médico de la Provincia de Buenos Aires, a la Caja de Previsión Social para los Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires, a la Caja de Seguridad Social para los Profesionales de la Kinesiología de la Provincia de Buenos Aires y la Caja de Previsión Social para Abogados de la Provincia de Buenos Aires.

Además, ha realizado trabajos de manera puntual para la Caja Previsional para Profesionales en Ciencias Económicas de la provincia de San Juan, la Caja Notarial de la Provincia del Chaco, la Caja Forense de la Provincia de Rio Negro, la Caja de Previsión Social para Profesionales de las Ciencias Farmacéuticas de la Provincia de Buenos Aires, la Caja de Seguridad Social para Odontólogos de la Provincia de Buenos Aires, la Caja de Previsión Social para Bioquímicos de la Provincia de Buenos Aires (año 2016) y el Instituto de Seguridad Social para profesionales de Santiago del Estero (En análisis).