“FUE UNA MANO MUY GRANDE EN ESTOS MESES”

 

Prestación por Incapacidad -

A fines del mes de junio de este año, el colega Pablo Cejas, de Coronel Pringles, sufrió una arritmia por la que debió ser internado en terapia intensiva. Solicitó una licencia por orden médica, quedando incapacitado para trabajar por tres meses.

Afortunadamente, tras varios tratamientos de medicación y una ablación, Pablo pudo retomar sus actividades y hoy ya tiene nuevos proyectos en construcción. En esta entrevista nos cuenta, además, cómo ayudó el Subsidio por Incapacidad que otorga La Caja para transitar esta situación.

-¿Qué fue lo que te pasó?
-“Tuve una arritmia que me dejó destrozado. Primero fue un mes, pero no se revertía. Me fui de viaje para despejarme y volví más fatigado y me tuvieron que internar en terapia intensiva. Ese día se revirtió la arritmia: pasó de una ventricular a una auricular. Me hice varios estudios, tomé medicación y me hicieron una ablación para corregirla. Al otro día ya era otra persona. En agosto pude reincorporarme a mi actividad. Hoy estoy volviendo a ser el que era”.

-¿Qué opinión te merece el Subsidio por Incapacidad que otorga La Caja?
-"Me parece que es correcto. Es importante que te apoyen cuando uno se siente mal y el subsidio significó un buen apoyo económico. Si no hubiese sido por eso no hubiese sido posible mi vida ni la mi familia. Fue una mano muy grande en estos meses".

Una vez recuperado, Pablo envió una nota de agradecimiento a La Caja: “Agradecí que se hayan ocupado de mí cuando estaba complicado y mi familia preocupada. Me pareció importante ser agradecido porque los necesité y respondieron rápido. No tengo más que agradecimiento para toda la gente de La Caja”, resaltó.

Varios cambios se suscitaron tras la vuelta de Pablo a su actividad. Entre ellos, la mudanza a un nuevo consultorio y el inicio de la construcción de un consultorio en su propia casa: “Mi esposa es Fonoaudióloga y la idea es armar un centro entre los dos”. Pablo y su esposa tienen también dos hijos que, quizá, en un futuro, hagan uso también de ese nuevo espacio.

¡Mucha suerte Pablo Cejas y familia!